martes, agosto 01, 2006

 

Conspiración de los amos del mundo: II Guerra mundial

Atención a este texto que, para los recién llegados, completa otras informaciones que pueden encontrar en la sección: Iluminati.

LA II GUERRA MUNDIAL

Los conspiradores también fueron en buena medida los responsables de la subida de Hitler y toda su corte de lunáticos al poder. El partido nazi obtuvo todo tipo de apoyos desde los grandes centros financieros. Los grandes banqueros creían que sólo con Hitler en el poder se podría evitar que se llevase a cabo el plan de recuperación económica ideado por el doctor Wilhem Lauterbach. El principal agente de los conspiradores en esta operación era Greeley Schacht, presidente del Banco Central de Alemania y desde siempre vinculado a los intereses de la banca Morgan. Con su polémica renuncia al cargo, Schacht provocó una honda inestabilidad política, lo que originó que en apenas cuatro años Alemania tuviese otros tantos gobiernos ministeriales. El último de ellos, presidido por von Schleicher, consiguió cierta estabilidad, lo que provocó un enorme desasosiego en los conspiradores. Con el apoyo de Schacht los banqueros internacionales consiguieron que von Schleicher fuese defenestrado de su puesto de Canciller y colocaron en su lugar a Hitler, fuertemente apoyado por la gran banca con centro en Wall Street. En 1933 Hitler consiguió el apoyo de más del 90 % de la población, erigiéndose en el Führer (caudillo). En la famosa noche de los cuchillos largos uno de los asesinados, por supuesto, fue von Schleicher, el único que podía hacer frente a los intereses oligárquicos que, unidos a las ansias de poder de un psicópata, provocaron la II Guerra Mundial. Hitler, en contra de lo que pensaban los centros financieros, no siguió las consignas de los conspiradores y provocó una guerra sin precedentes. Todo fue un error de cálculo de los grandes intereses bancarios, sólo que el error se saldó con millones de muertos.

LA REVOLUCIÓN BOLCHEVIQUE
El famoso anarquista Bakunin declaró que los seguidores de Karl Marx “tienen un pie en el banco y otro en el movimiento socialista”. Desde luego no iba mal encaminado. Es un hecho que la Revolución Bolchevique que llevó a Lenin al poder fue financiada por los conspiradores. Llevados por su afán de estar en todos los frentes, vieron inmediatamente la oportunidad de apoderarse del antiguo imperio zarista. Lenin viajó a través de Europa, en plena I Guerra Mundial, con más de seis millones de dólares para financiar a los revolucionarios rusos. La mayor parte de ese dinero procedía de Max Warburg. Recordemos que su hermano, Paul, fue uno de los conspiradores que hicieron posible el nacimiento de la Reserva Federal estadounidense. El tercer hermano, Félix Warburg estaba casado con la hija de Jacob Schiff que, según declaró su nieto, John Schiff, ayudó con unos 20 millones de dólares al triunfo de la Revolución Bolchevique. Otro conocido revolucionario, León Trotsky, también recibió el apoyo de los conspiradores. Trotsky fue apresado por el ejército canadiense. Gracias al apoyo del coronel House, el principal agente de la banca internacional en Estados Unidos, Trotsky fue liberado y con ¡¡¡pasaporte estadounidense!!! se reunió con Lenin. Un ex - general ruso implicado en la Revolución, llamado Arséne De Goulevitch, afirma en su libro Czarism and the Revolution que los principales proveedores de fondos para la revolución fueron “ciertos círculos británicos y americanos que, por mucho tiempo, habían prestado su apoyo a la causa revolucionaria rusa”. De Golovitch evidencia en su obra el importante apoyo financiero de las grandes familias de banqueros como los Warburg o los Schiff. Según el último embajador ruso en Estados Unidos antes de estallar la Revolución Bolchevique, una vez que triunfó la Revolución los bolcheviques transfirieron cientos de millones de rublos en oro a la banca Kuhn - Loeb. En este mismo sentido, periódicos estadounidenses como el Washington Post informaron en su día que los Morgan y los Rockefeller también financiaron a los revolucionarios.
Por supuesto sobre este controvertido tema es mucho más lo que desconocemos que lo que ha trascendido a la opinión pública.

LA GRAN BANCA Y LA URSS
Existen abundantes datos que apuntan a que los conspiradores no sólo financiaron a los bolcheviques sino que apoyaron y sostuvieron a la URSS tanto económica como tecnológicamente, a través del trasvase de patentes e información técnica. Mientras las potencias occidentales se gastaban miles de millones de dólares en armarse contra el enemigo soviético los conspiradores controlaban a los dos bandos. Su táctica es infalible. Ganara quien ganara ellos nunca saldrían perdiendo. Veamos algunos ejemplos concretos sobre esta cuestión:Después de la revolución Bolchevique, la Standart Oil, unida a los intereses Rockefeller, invirtió millones de dólares en negocios en la URSS. Entre otras adquisiciones se hizo con la mitad de los campos petrolíferos del Caúcaso.
El Chase Manhattan Bank, propiedad de los Rockefeller, estuvo involucrado en la venta de bonos rusos en Estados Unidos a partir de 1928 a través del Consejo de la Reserva Federal, tal como denunció el presidente de la Comisión Bancaria del Congreso, Louis MacFadden.
Según informes del Departamento de Estado norteamericano la banca Kuhn Loeb financió los planes de recuperación de los bolcheviques los cinco primeros años de revolución.
La IBEC, corporación controlada por los Rockefeller y los Rothschild, invirtieron miles de millones de dólares en la URSS, según publicó en New York Times.
El ex - director de cambios internacionales de la Reserva Federal admitió en una conferencia el 5 de diciembre de 1984 que la banca soviética influye enormemente en el mercado interbancario a través de determinadas empresas bancarias estadounidenses.
Los soviéticos se aliaron en 1980 con empresas occidentales para controlar el mercado mundial de oro.
Según se desprende de documentos del FBI y del Departamento de Estado norteamericano, apoyados por documentos del Kremlim, filtrados tras la caída de la URSS, el supermillonario magnate estadounidense Armand Hammer financió y colaboró desde los primeros años de la Revolución Bolchevique en el establecimiento de la Unión Soviética. Albert Gore, padre del actual candidato Demócrata a la presidencia de los Estados Unidos trabajó durante buena parte de su vida para Hammer. Albert Gore, desde su puesto de la Comisión de Relaciones Exteriores del Senado sofocó varias investigaciones federales sobre las relaciones de Hammer con la URSS. Además el multimillonario financió la carrera política de Albert Gore Jr., posible próximo presidente estadounidense.
El comité Reece del Congreso de los Estados Unidos, encargado de investigar las operaciones de las fundaciones libres de impuestos descubrió la implicación de estas fundaciones, dependientes de la gran banca, en la financiación de movimientos revolucionarios en todo el mundo.
Henry Kissinger, el incombustible político y conspirador, se vio salpicado por un escandaloso asunto, cuando autoridades norteamericanas detuvieron a un socio suyo en varias empresas por su implicación en negocios sucios con la URSS.
Todavía es más sorprendente el trasvase de información estratégica de los Estados Unidos a la URSS a través de empresas de la gran banca internacional. Estos son algunos casos:
El New York Times publicó que los grandes banqueros exportaron durante años productos no estratégicos a la URSS. El truco consistía en catalogar todos los productos como no estratégicos, pero se incluían instrumentos científicos, productos químico, metálicos, etc.
También el New York Times publicó que el conocido magnate Cyrus Eaton, junto a los Rockefeller, llegó a acuerdos con los soviéticos para enviar desde Estados Unidos ¡¡¡todo tipo de patentes!!! Es decir, los conspiradores estuvieron durante años enviando a la URSS capacidad tecnológica estadounidense. Todo lo expuesto en este trabajo tan solo es la punta del iceberg. Nos hemos dejado infinidad de temas en el tintero como la desaparición de la URSS, la caída del muro de Berlín o las actividades de los conspiradores en relación con los OVNIs y la Nueva Era. Nada mejor para concluir que una frase, extremadamente clarificadora, pronunciada por J. Warburg en el senado norteamericano. “Nos guste o no tendremos un gobierno mundial único. La cuestión es si se conseguirá mediante consentimiento o por conquista”.

ANEXO: ALGO NO CUADRA

Desde los primeros instantes en los que nos propusimos escribir este artículo decidimos que preferíamos pecar por defecto que por exceso. Por esta razón hemos obviado multitud de informaciones absolutamente increíbles y de las que sólo tenemos breves destellos. Si no ¿Cómo explicar que Karl Marx escribiese parte de sus obras financiado por Natham Rothschild?. Los cheques con los que el banquero pagó a Marx se conservan todavía en el Museo Británico de Londres. ¿Acaso le encargo Rothschild a Marx la redacción del Manifiesto Comunista? ¿Qué hacia un gran banquero financiando al ideólogo de la dictadura del proletariado? Curiosamente, las metas revolucionarias de Marx se parecen sospechosamente a las de la Orden de los Illuminati, una sociedad secreta cuyos planes se descubrieron casualmente en 1786. Además, según algunas fuentes Marx se relacionó con una organización llamada la Liga de los Justos, que podría ser una continuación de los Illuminati. Siguiendo esta misma vía, pero aproximándonos más a la actualidad, podemos preguntarnos qué demonios hacía la gran banca internacional financiando a la Escuela de Frankfurt. Con este nombre se designa a una serie de filósofos e intelectuales marxistas que desarrollaron buena parte de sus investigaciones en la universidad estadounidense de Columbia. Gracias al apoyo financiero y editorial de los grandes banqueros la Escuela de Frankfurt fue el principal núcleo de divulgación marxista de occidente. Sus ideas fueron las responsables, en gran medida, de las revueltas estudiantiles de 1968 y del nacimiento de toda una serie de grupos marxista en pleno mundo capitalista.
Desde luego hay muchas cuestiones que se nos escapan. Quizá, como postulan algunos teóricos de la conspiración, nuestra historia está planificada 100 años antes por los amos del mundo. Es una exageración, ¿verdad?.


Copyright 2000 - 2004 Miro International Pty Ltd. All rights reserved.
Mambo is Free Software released under the GNU/GPL License.

Comments:
E.On acciona contra Acciona en la Corte de New York (A lawsuit filed in Us district Court in New York)
 
Vete a cobrar al Banco de Londres (Montagu Norman)
 
Cada hombre tiene su precio (Robert Walpole)
 
¿por que no dices que TODOS esos apellidos eran judios?
 
Si, de acuerdo, nada en política ducede al azar y los eventos tienen repercusiones hasta 100 años después con una impresión que permite aseverar que sucedió expresamente para eso; la pregunta es: ¿Quién o quienes pueden preveer sobre los siglos y si tendrán la posibilidad de ver la verdadera conclusión de sus obra?
 
que manera de mentir y mal interpretar las cosas, el "periodista" olvida o no esta informado de la situacion de alemania despues de la primera guerra y de la "multa" por haber perdido la guerra puesta ahi por los "banqueros internacionales" que en realidad ya estaban financiando la revolucion volchevique (Antony C. Sutton, http://www.laeditorialvirtual.com.ar/Pages/Sutton_Anthony/WallStreet/WallStreet_01.html).
al respecto de la situacion en alemania esta claro que estaban en contra de aquellos banqueros y el mercantilismo capitalista y el materialismo marxista, al respecto recomiendo leer "contra la usura" de Gottfried Feder, publicado en chile.
atte.
un ciudadano
 
caminamos hacia un nuevo orden mundial (rodrigo rato de figarado, dixit, el 15 de septiembre de 2009)
 
"barclay mcfadden" ¿barclay myfather?
 
Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace



<< Home

This page is powered by Blogger. Isn't yours?