jueves, junio 01, 2006

 

Esto fue lo que ocurrió el viernes en el tiroteo del Capitolio


Dos agentes secretos británicos y uno francés murieron en el tiroteo que se originó en el garaje del eficio Rayburn, perteneciente al Capitolio de la ciudad de Washington y que destruyó cristales y carrocerías de numerosos vehículos, propiedad de los congresistas de los Estados Unidos. Evitar un atentado de los sionistas y detener a Tony Blair, fue el origen de la carnicería, según las informaciones del agente Steve Webb, 25 años en los servicios secretos norteamericanos, y del operativo de inteligencia, Thomas Hennegan, recogidas por el periodista especializado, Tom Flocco www.tomflocco.com

Según esas informaciones, reveladas a Webb y Hennegan por sus contactos en los servicios secretos, varios agentes franceses y norteamericanos, familiarizados con las instalaciones del Capitolio, se habían introducido siguiendo a un agente británico (protegido por un israelí) y que pretendía realizar un atentado en la vía férrea con el consentimiento del presidente de los Estados Unidos. Los agentes fieles a Bush respondieron con sus armas automáticas a los del "AFA" (asociación de los cuerpos de inteligencia norteamericanos FBI, CIA, NSA y agentes franceses) que están tratando de evitar que el clan sionista realice más atentados en los Estados Unidos.

Al encontrarse ambos grupos antagónicos, se originó un tiroteo que motivó el cierre por cuatro horas de las instalaciones, en el que las fuerzas leales a Bush fueron apoyadas por efectivos de la polícia. Al parecer, una de las misiones de los agentes que seguían a los espías inglés e israelí era detener al primer ministro, Tony Blair, para que compareciera ante el gran jurado del fiscal Patrick Fitzgerald por el tema de las falsas armas de destrucción masiva en Irak. Eso hizo que un Tony Blair “blanco como una sábana”, se marchara como una centella al aeropuerto, en total secreto (por miedo a ser detenido) y repitiendo “no puede ser, no puede ser, no puedo creeerlo”. Temiendo por la seguridad de su aliado, George Bush fletó el Air Force.

Una vez “resuelto” el asunto, los acólitos de Bush trajeron a mecánicos de Alburquerque, Florida y Nuevo Méjico, en jet privado, y con un sueldo diez veces superior al normal, bajo la promesa de no revelar lo que pasó, para que arreglaran los autos. La consigna dada a la prensa fue de silencio absoluto.

Después, las autoridades francesas y estadounidenses se han envuelto en una discusión acerca de quien debía pagar los costes de las reparaciones, pues los franceses se negaban a pagar, a lo que los norteamericanos han respondido con disposiciones legales de la época de la independencia.

Los trabajadores del Capitolio han sido amenazados con publicar fotografías comprometedoras, tomadas con prostitutas, si revelaban algo de lo que verdaderamente sucedió (una práctica que ha salido ya a la luz con ocasión del escándalo del lobbista judío, Jack Abramoff).

La información oficial afirmó que el inmenso revuelo de cuatro horas alrededor del Capitolio, y que obligó a detener las sesiones parlamentarias y el tráfico por la zona, así como acordonarla, se debió a que confundieron los disparos con una perforadora de una obra cercana.


Comments:
¿El dictador coreano ha sido comprado por Clinton y Bernanke?
 
larry "lucky" silverstein......
 
Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace



<< Home

This page is powered by Blogger. Isn't yours?