martes, octubre 03, 2006

 

La CIA diseñó la transición "democrática" española

Ni el Rey ni Suárez fueron los motores de la transición en España.
Sólo fueron piezas importantes de un plan muy bien diseñado y concebido en
la CIA, por orden de Nixon. Ésta es una de las revelaciones del libro ‘La
CIA en España’, que publica Alfredo Grimaldos, en Debate,
extracto:
La transición política española se diseñó en Langley (Virginia), junto al
río Potomac, en la sede central de la CIA. La fase final de esa compleja
operación, que culmina con la restauración monárquica en la persona de Juan Carlos I de Borbón, se comienza a fraguar en 1971, tras la visita delgeneral Vernon Walters a España para entrevistarse con Franco.
La avanzada edad del dictador turba los sueños de Richard Nixon, cuyo insomnio pronto se va a agudizar mucho más, con el caso Watergate. Pero en ese momento una de las mayores preocupaciones del presidente norteamericano, dentro del área internacional, es tener bien controlado el proceso de sucesión en España cuando se produzca la desaparición física de quien ha sido el y subordinado aliado de Estados Unidos desde el comienzo de la guerra fría.
Walters, que poco después será nombrado director adjunto de la CIA, comunica al entonces vicepresidente del Gobierno, Luis Carrero Blanco, la necesidad de coordinar la actuación de los servicios de información norteamericanos y españoles para tener todo previsto ante el eventual fallecimiento del Caudillo.
Y unos meses después los hombres del Servicio Central de Documentación,
creado en marzo de 1972, bajo la dirección del teniente coronel José Ignacio San Martín, entran en acción.
Manuel Fernández Monzón viaja a Washington como enlace entre el organismo
dirigido por el futuro golpista San Martín y los cerebros –norteamericanos, por supuesto– de la operación:
“No es verdad todo lo que se ha dicho de la transición. Como eso de que el
Rey fue el motor. Ni Suárez ni él fueron motores de nada –continúa Fernández
Monzón–, sólo piezas importantes de un plan muy bien diseñado y concebido al otro lado del Atlántico, que se tradujo en una serie de líneas de acción, en unas operaciones que desembocaron en la transición.
Todo estuvo diseñado por la Secretaría de Estado y la CIA, y ejecutado, en
gran parte, por el Seced, con el conocimiento de Franco, de Carrero Blanco y de pocos más. Por ejemplo, cuando el Estado Mayor del Ejército de Tierraelaboró la ‘operación Diana’, no sabía para qué lo estaba haciendo.
Era la planificación de una intervención militar en el caso de que aquí se produjera un vacío de poder».
Todo empieza con la visita de Vernon Walters, embajador volante de Nixon al palacio de El Pardo, lo que el propio general norteamericano ha calificado como “una misión con la que ninguna puede compararse”.
Según Walters, Richard Nixon “se daba cuenta de la importancia que Españatenía para el mundo libre”. Y ese interés por nuestro país le induce a enviarle a España con la “misión especial” de entrevistarse con Franco, “para hablar de los años futuros en los que el generalísimo ya no fuera jefe de Estado”. (…)

La misión de Walters en El Pardo, en 1971, tiene similitudes con la de Martin Sheen en Apocalypse Now, cuando va a encontrarse con un enloquecido y sanguinario Marlon Brando. Pero a diferencia de lo que ocurre en la película de Coppola, en esta ocasión el general norteamericano no tiene el encargo de acabar con la vida del tirano, sino el de apuntalar su régimen para que se perpetúe con nuevas apariencias externas cuando él falte.
Nixon ordena a Walters que se entreviste a solas con Franco e intente averiguar qué medidas políticas y militares ha tomado el dictador en previsión de lo que pueda ocurrir tras su propia muerte. “Decir que estas instrucciones me estremecieron sería decir muy poco”, escribe Walters. (…)

A continuación, Walters visita a Carrero Blanco. Y éste le pone en contacto con los responsables de su propio servicio de información, que pronto se constituirá oficialmente con el nombre de Seced. San Martín será el primer jefe de este organismo. (...)

Walters le explica al almirante que los norteamericanos quieren llevar a cabo una serie de “líneas de acción” concretas para garantizar que, efectivamente, no va a suceder nada imprevisto en el proceso de cambio hacia la democracia. Y él le contesta que, para el planeamiento y la concreción de esas líneas de acción, los servicios de información de Estados Unidos tienen que entenderse con los hombres que van a integrar el Seced. (…)

Carrero encarga a los miembros de este grupo, que posteriormente se va ampliando, trabajar en coordinación con los servicios de información norteamericanos y desarrollar las líneas de acción diseñadas en Langley, para tener controlada la situación cuando muera Franco. Eso se traduce, en primer lugar, en la operación Lucero, que se desarrolla en el Seced. En ella se adopta una serie de medidas encaminadas a que, cuando muera Franco, durante su funeral y los días posteriores, la situación en las calles también quede atada y bien atada. (…)

La segunda de las operaciones diseñadas se denomina Diana y la planifica el Estado Mayor del Ejército, con el propósito de prever las actuaciones necesarias en caso de que se produzca un vacío de poder. Una maniobra de este tipo se concibe con arreglo a la hipótesis más probable de la acción enemiga. (…)

En la tercera operación diseñada bajo el auspicio de la CIA se determina
pormenorizadamente lo que Juan Carlos de Borbón tiene que hacer durante las seis primeras semanas de su reinado.
Esta última se comienza a elaborar en La Zarzuela, cuando Jacobo Cano ocupa el puesto de secretario general de la Casa del entonces príncipe heredero.
Tras su muerte en accidente de tráfico, sucede a Cano el general Armada.
Él es quien concluye la operación, que ha pasado a la historia con dos nombres: en la Casa Real la bautizan como operación Alborada y en el Seced es conocida como operación Tránsito.
Su propósito es que el Rey designado por Franco sepa lo que tiene que hacer en todo momento. Por ejemplo, que en los funerales de los Jerónimos debe estrecharle la mano con más efusividad al presidente de la República Alemana que a Giscard D’Estaing, o que tiene que ser frío y distante con Pinochet...
Todo está diseñado al detalle. (...)
Durante el primer Gobierno de la monarquía, Suárez defiende la Ley de la Reforma Política en las Cortes, desde la Secretaría General del Movimiento.
Ya sólo falta convencer a todos los procuradores franquistas de que se hagan el haraquiri. Y eso se consigue, muy fácilmente, con Jano, el archivo que ha elaborado el Seced, bautizado con el nombre del personaje mitológico de las dos caras. Un archivo verdaderamente curioso y eficaz.
El capitán Juan Peñaranda Algar es quien se encarga de mantenerlo actualizado. En él no figura nada inventado, ni imaginado, ni ningún análisis, sólo datos de las diez mil personas punteras de este país, de todas las profesiones. La finalidad del archivo es ir acumulando dossieres de cada uno de ellos, de lo que van haciendo y diciendo a diario en su vida pública y privada. Al cabo de unos años de trabajo, la fuerza de Jano es demoledora, y de ello serán conscientes la inmensa mayoría de los miembros de las últimas Cortes franquistas. Andrés Cassinello, jefe del Seced después de San Martín y Valverde, se encarga de convencer a los duros de mollera. A José Antonio Girón, por ejemplo, se le permite que haga su papel de ultra pero con cuidado, tras recordarle sus trapicheos en el Palacio de Congresos de Torremolinos. Y la Ley de la Reforma Política sale adelante.

Ya está claro que eso va a funcionar........

Comments:
Juan Carlos 1.ero de Franco y la CIA heredero

¡Viva la republica española!
 
Las instrucciones que recibió Walters "le paraban el corazon"......
 
Almirante Don Luis Carrero Blanco, amigo del Mundo Arabe
 
José Conde Monje (Seced)
 
El Gran Rubio
 
el secretario general del movimiento fernando herrero tejedor falleció en extraño accidente en villacastín (segovia), en 1975
 
murió eva forest, autora del libro operación ogro
 
libro la lideresa, alfredo grimaldos, josé antonio zarzalejos nieto, llorente y cuenca.......
 
pedro j. ramírez hizo un máster en langley
 
luis herrero- tejedor algar
 
por órdenes de carreo, la investigación se centraba en estudiantes, curas y sindicatos de izquierda, declaró josé conde monje, jefe de documentación y coordinación del seced en 1973
 
josé maría zarzalejos: aguirre es una persona vanidosa ignorante
 
El dinero de MATESA.....¿financió el hara- kiri de los procuradores franquistas?
 
alfredo grimaldos josé maría zarzalejos nieto.....
 
zarzalejos corinna
 
"lo que hace jiménez losantos no es periodismo" (josé antonio zarzalejos nieto) ¿carlos fanlo?
 
marlon brando very angry at jews in hollywood. Khazar jews created banks, invented freemasonry, and hate humanity. The Khazar zionist jews, who everyone on this planet shoult hate.....
 
rafapal.com la verdad
 
Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace



<< Home

This page is powered by Blogger. Isn't yours?