domingo, abril 16, 2006

 

Muérdago: remedio contra el cáncer

Extraído de la web: www.nuevaatlantida.com
La indicación de Rudolf Steiner de que el muérdago es un medicamento para la enfermedad del cáncer, se origina en el conocimiento de la relación entre el vegetal y un proceso patológico, y fue dada proponiendo determinadas preparaciones y modos de aplicación. Desde entonces muchos médicos, partiendo de esta base, vienen trabajando en el desarrollo de un medicamento para el tratamiento del cáncer. El HELIXOR(R) es la más conocida de las especialidades medicina!es de esta índole. Sobre estos trabajos ya existen importantes investigaciones y experiencias clínicas.

Puesto que este tratamiento ha encontrado mucha aceptación, daremos a continuación una breve descripción de sus principios con el fin de facilitar la comprensión del modo de actuar del referido medicamento.

Podría parecer insólito pensar que una pequeña planta como el muérdago sea realmente de utilidad positiva en el tratamiento de una dolencia tan grave como lo es el cáncer. Preguntemos ante todo: ¿en qué consiste el "cáncer"? Sabemos que se trata de una proliferación local de células. En un momento dado, que escapa a la observación, una célula, en vez de dividirse en dos células "normales", da lugar a un tipo de células de crecimiento "salvaje", descontrolado. Estas células nuevas crecen, no solamente más rápido, sino también sin respetar los contornos de los órganos o del organismo como tal; y si no se produce una intervención, el tumor sigue creciendo y perjudica al organismo que se debilita cada vez más, invadido y envenenado por el carcinoma y sus metástasis y finalmente sucumbe. Es muy natural que se trate de extirpar el tumor o de combatir esas células por medio de irradiación o quimioterapia (los llamados citostáticos). Todas estas intervenciones son necesarias y justificables; sin embargo son de mucho peso.

Es por esta razón que hay que evaluar las consecuencias positivas y negativas que inevitablemente resultan de estos procedimientos. pues tanto los rayos como las sustancias que se suelen utilizar. tienen que tener necesariamente un efecto destructivo, pues eso es lo que se pretende. Pero ¿cómo se explica que una planta que ni siquiera tiene propiedades muy tóxicas, sea tan o más eficaz que esos procedimientos? Esto parece inadmisible, principalmente para los especialistas.

El efecto que produce el muérdago es, efectivamente. muv distinto al de las medidas a que nos referimos más arriba. Para comprenderlo, en primer lugar es preciso familiarizarse con las peculiaridades de este vegetal.

Pero ¿que relación tiene todo esto con el cáncer? El crecimiento sano y sus formas deben ser constantemente guiados y dominados. Sin duda el tumor canceroso tiene vida (en realidad tiene un exceso de vida); sin embargo, su crecimiento hace ver que no está suficientemente organizado y formado, lo que sionifica que el cáncer es sustancia viviente extraña. Su crecimiento está alterado y vive a expensas del organismo. Las fuerzas formativas de este último son demasiado débiles como para dominar y refrenar el crecimiento. Empero, estas fuerzas formativas no provienen de la célula sino de la totalidad del organismo y lógicamente no es posible encontrarlas si se insiste en buscarlas en la célula.

A este respecto la importancia del organismo, su capacidad de defenderse, la posibilidad de reconocer vida extraña, etc., recién se comenzaron a estudiar en los últimos años. La inmunología ahora está centrando su atención especialmente en el problema del cáncer, y se ha descubierto que el organismo de los enfermos de cáncer está "ciego" en cuanto a esta vida extraña y que no posee fuerzas suficientes para defenderse contra ella. Esto conduce a una nueva posibilidad de tratamiento del cáncer: el fortalecimiento de las defensas, lo que actualmente constituye un programa de investigación mundial cuyos primeros resultados ya se están aplicando en la práctica, mientras que hasta hace pocos años, el bisturí y los rayos se consideraban las únicas armas para luchar contra el cáncer.

Ahora bien, en el muérdago hállanse combinados dos principios activos: en él se encontraron por medio de nuevos experimentos, sustancias de extraordinario efecto citostático, esto es, sustancias que en los cultivos de células destruyen las células cancerosas o bien impiden su multiplicación mucho más intensamente de lo que lo hacen las sustancias químicas habituales. De estas últimas sabemos que tienen el inconveniente de paralizar las defensas del organismo. En cambio, la peculiaridad de las sustancias del muérdago consiste en que ellas, a pesar de su alta efectividad contra las células cancerosas, estimulan todo el sistema inmunológico del organismo, de lo cual existen pruebas experimentales.

Lo extraordinario del muérdago es que no sólo actúa eficazmente sobre las células cancerosas, sino que estimula las defensas de todo el organismo, es decir que combate la dolencia del cáncer Por lo general se dice que los dos principios no son compatibles entre sí. Efectivamente, hasta ahora no se conoce ninguna sustancia, aparte del muérdago, que reúna en sí ambos principios activos: tiene un efecto citostático, es decir inhibidor de las células cancerosas, como asimismo un efecto inmuno-estimulante, es decir que ayuda al organismo entero a combatir esa vida falsa

Esta característica exclusiva del muérdago debiera llamar la atención de los investigadores oncólogos de todo el mundo, puesto que aquí se abre un camino transitable sin los serios inconvenientes de la destrucción pura.

Mientras tanto una larga práctica ha demostrado que efectivamente es posible estimular las defensas de todo el organismo a través del muérdago. Muchos trabajos clínicos confirman que la terapia con muérdago es un tratamiento exento de.los daños conocidos que se producen por los citostáticos usuales. En un alto porcentaje de los casos tratados con muérdago se logra prolongar la vida por más tiempo; con frecuencia se puede retardar el crecimiento del tumor e incluso detenerlo, y a veces también se obtiene una involuvión del crecimiento tumoral.

Sobre todo es posible, mediante la aplicación profiláctica, contrarrestar la formación de tumores o, en el Post-operatorio, evitar la aparición de metástasis. Con todo, la investigación en este campo no está concluida, ni tampoco agotadas todas las posibilidades que el muérdago contiene.

Forma de administración

Depende del caso, y previa evaluación, generalmente se administra PABLUSTER en gotas y MISTEL inyectable subcutáneo, y según el caso algún complemento subcutáneo como Fórmica o Argentum o Mercurius o Cuprum



Comments:
MATEO 5:17
NO PENSEIS QUE HE VENIDO PARA ABROGAR LA LEY O LOS PROFETAS; NO HE VENIDO PARA ABROGAR, SINO PARA CUMPLIR.
18 PORQUE DE CIERTO OS DIGO QUE HASTA QUE PASEN EL CIELO Y LA TIERRA, NI UNA JOTA NI UNA TILDE PASARA DE LA LEY, HASTA QUE TODO SE HAYA CUMPLIDO.
19. DE MANERA QUE CUALQUIERA QUE QUEBRANTE UNO DE ESTOS MANDAMIENTOS MUY PEQUEÑOS, Y ASI ENSEÑE A LOS HOMBRES, MUY PEQUEÑO SERA LLAMADO EN EL REINO DE LOS CIELOS; MAS CUALQUIERA QUE LOS HAGA Y LOS ENSEÑE, ESTE SERA LLAMADO GRANDE EN EL REINO DE LOS CIELOS.

MATEO 18:6
Y CUALQUIERA QUE HAGA TROPEZAR A ALGUNO DE ESTOS PEQUEÑOS QUE CREEN EN MI, MEJOR FUERA QUE SE COLGASE AL CUELLO UNA PIEDRA DE MOLINO DE ASNO, Y QUE SE HUNDIESE EN LO PROFUNDO DEL MAR.
7 !AY DEL MUNDO POR LOS TROPIEZOS! PORQUE ES NECESARIO QUE VENGAN TROPIEZOS, PERO !AY DE AQUEL HOMBRE POR QUIEN VIENE EL TROPIEZO!

TENGAN CUIDADO DE LO QUE ENSEÑAN. ESTO NO ES JUEGO. YA ESTABA ESCRITO HACE MUCHO TIEMPO.
 
Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace



<< Home

This page is powered by Blogger. Isn't yours?